Bienvenido invitado. Puedes iniciar sesión o asociarse. Hoy es 21/03/2019

IDENTIFICARSE
E-mail:
Contraseña:
   Recordar


¿Olvidastes tu contraseña?
¿No estás registrado?
¡Hazlo aquí!





Publicado el 12 de Abril de 2011 en Comunicados

Los Obispos de la Unión Europea se ocuparon de las Iglesias cristianas en el Magreb y el Oriente Próximo.

Del 6 al 8 de abril se ha tenido en Bruselas el encuentro de trabajo de los obispos delegados de las Conferencias Episcopales de los países miembros de la Unión Europea (COMECE), a la que ha asistido Mons. Adolfo González Montes, obispo delegado de los obispos españoles en la COMECE. Tras la inauguración de las sesiones de trabajo el miércoles 6 de abril, los obispos escucharon los informes sobre la situación eclesial con relación al estado social y al marco político de actuación que favorece o condiciona la presencia pública de la Iglesia en cada país de la Unión Europea.

Este encuentro de primavera ha estado focalizado sobre la revolución social y política en los países del Magreb, denominación geográfica referida a los países árabes del Norte de África, y el  Mashriq o Levante, parte oriental del mundo árabe. Los acontecimientos acaecidos han convulsionado el mundo árabe y afectan a la orientación de la política exterior de la Unión Europea. Esta convulsión ha sacado a la luz las tensiones existentes entre las mayorías musulmanas en estos países y el marco jurídico dependencia y falta de libertad en que se ven obligadas a vivir las Iglesias cristianas. La quiebra de las dictaduras que han mantenido a estos países durante décadas privados de verdadera libertad ciudadana podría ser la ocasión propicia que facilitara a las Iglesias cristianas libertad que en justicia reclaman dentro del ordenamiento jurídico de estos países musulmanes. 

Los obispos han escuchado los informes del Cardenal Antonios Naguib, Patriarca copto católico de Alejandría; del Arzobispo católico maronita de Chipre, Mons. Youssef Soueif, y la reflexión del profesor libanés, también de confesión católica maronita, Dr. Nabil Khalife, experto en análisis socio-religiosos y políticos de la población por relación a la geopolítica y la geoestrategia. La reflexión de los obispos ha estado orientada a proponer algunas recomendaciones a la Comisión y los organismos de la Unión Europea con miras a facilitar el desarrollo social, cultural y político de las sociedades árabes mediterráneos, sostener y apoyar la defensa de los derechos humanos de los millones de emigrantes y refugiados que buscan en trabajo y asilo en la Unión Europea como medio de lograr una prosperidad acorde con la dignidad de la persona y la familia. Todo en orden al logro de la paz social y la libertad de las Iglesias.

Con tema principal del encuentro, los obispos se han ocupado también  del curso de los trabajos del secretariado de la COMECE con relación a las cuestiones que vienen siendo objeto de la actuación y legislación de la Comisión y del Parlamento europeos. Tal es el caso de la actuación comunitaria con relación a las migraciones y las crisis humanitarias del Norte de África, que de un modo u otro afectan a las diversas iniciativas pastorales de las Iglesias. Los obispos se ocuparon del seguimiento del desarrollo de la vida de la Iglesia en los países de la Unión y la cuestión de la libertad religiosa teniendo en cuenta los condicionamientos que, para el ejercicio de esta libertad fundamental y pieza clave de las libertades fundamentales, puede llevar consigo la nueva legislación europea si cediera a la presión del laicismo beligerante que parece promoverla.  Exponente de ello es la llamada “crisis de los crucifijos”, satisfactoriamente resuelta por el pleno de la Corte Europea. Lo son también algunas leyes y reformas del código civil realizadas en países de la Unión que afectan al matrimonio.

Otros temas que afectan a la conciencia religiosa, ciertamente de no menor gravedad que la complejidad que revisten, son  la legislación que se pretende imponer en el campo de la bioética, así como algunas normativas de la legislación laboral. Esta última afecta a algo tan necesario para el bienestar de los trabajadores y los ciudadanos en general como es el reposo dominical y la posibilidad de satisfacer las necesidades religiosas de la población cristiana, sin que ello condicione la misma necesidad de otras comunidades confesionales. El domingo feriado, como día de descanso, se ha convertido así en una cuestión religiosa de importancia para la vida de las Iglesias. Lo es también la cuestión de la normativa comunitaria sobre circulación de documentos públicos y el reconocimiento de sus efectos civiles en los diversos países de la Unión; igual que protección de datos personales, por la forma en que puede afectar la libertad no sólo de conciencia sino también de práctica religiosa. Algunas Conferencias Episcopales, como es el caso de la española, han elaborado una normativa que sirven de orientación en este último asunto, que en España se ha visto, además, abocado a algunas sentencias judiciales que respaldan la libertad de procedimiento de la Iglesia con relación a la práctica sacramental.

Este y otros temas han sido tratados por los obispos de la COMECE, que han enviado una carta a los obispos de las Iglesias cristianas de los países árabes, con ánimo de sostener su contribución a la paz y apoyar el derecho a la libertad de las minorías cristianas en los países del Magreb y del Mashriq. Un comunicado de prensa de la secretaría de la COMECE da cuenta de algunas de las recomendaciones que los obispos hacen a Bruselas y a los países de la Unión Europea.

Sobre el informe presentado a los obispos de la COMECE, Mons. Adolfo González Montes, declaró a los medios que les informó sobre la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud con la presencia del Papa el próximo agosto en Madrid: del trabajo que se realiza en las diócesis y la extraordinaria labor que se está llevando a cabo en Madrid para acoger a los miles de jóvenes que vendrán el próximo verano. El Obispo Delegado de la Conferencia Episcopal informó también sobre la repercusión en la Iglesia del estado de la sociedad española, sometida a la presión de la ideología laicista y de género, y al contexto social en el que se enmarca la acción de la Iglesia en España. Dentro del clima general de libertad en el cual se desarrolla la vida de la Iglesia, no dejó de referirse  a la agresividad e  intolerancia de algunos grupos sociales que tratan de obstaculizar el ejercicio de la libertad religiosa.

El Obispo de Almería se refirió al alcance de la crisis económica, sobre todo entre la población inmigrante y el consiguiente problema moral que representa, y habló de las recientes cifras del paro laboral. Por último, aludió asimismo al clima ecuménico y a la relación de la Iglesia Católica, enteramente mayoritaria en el país, con las otras Iglesias y comunidades cristianas minoritarias.

                             España, 12 de abril de 2011

No hay archivos en esta noticia.
BÚSQUEDA






 

UNION APPRECE ESPAÑA.  SINDICATO APPRECE.
Dirección Postal:
Apartado de Correos 19011
41080 SEVILLA
Telef. 954625495   Fax.954623025
apprece@apprece.es
unionappreceespana@apprece.es
unionappreceespana@hotmail.com